MORALES RELIEVA EN BRUSELAS CRECIMIENTO DE BOLIVIA Y CITA DESVENTAJAS DE SU ENCLAUSTRAMIENTO "FORZADO"

 

La Paz y Bruselas, BÉLGICA, 7 jun (ABI).- El presidente Evo Morales relievó el miércoles en las Jornadas Europeas de Desarrollo, evento que se inauguró en Bruselas, Bélgica, el liderazgo de Bolivia en Sudamérica a raíz del crecimiento económico que sustenta, a la par que citó las desventajas del enclaustramiento "forzado" del país, que repercute en su desarrollo.

 


"Los resultados del modelo de desarrollo boliviano son elocuentes: Bolivia lidera el crecimiento económico en Sudamérica, por cuatro años, 2009, 2014, 2015 y 2016, a pesar de los bajos precios de los principales productos de exportación bolivianos", indicó en su discurso.

Morales expresó su satisfacción de participar en ese acontecimiento porque es un espacio importante -dijo- para compartir experiencias políticas, económicas y sociales que beneficien a los pueblos.

Aseguró que desde 2006 la economía boliviana ha experimentado una dinámica que ha fortalecido el aparato productivo y ha mejorado las condiciones de vida los bolivianos.

Sin embargo, señaló que existe un tema pendiente que es el "enclaustramiento marítimo" que data de 1879, cuando Bolivia sufrió una invasión que derivó en la pérdida del acceso al océano Pacífico.

Manifestó que varios estudios, entre ellos el de la Asociación Latinoamericana de Integración, revelan que por ese enclaustramiento "forzado", Bolivia sufre desventajas en su desarrollo económico.

"Nuestro país deja de crecer 2% cada año, eso significa que el año pasado, año 2016, el crecimiento era más del 4%, con salida al mar el crecimiento económico hubiera sido más del 6%", mencionó.

En su alocución, el jefe de Estado también expresó su respeto por la Madre Tierra y el compromiso del movimiento indígena de preservar la convivencia en armonía con la naturaleza.

"Es la única forma que el Estado Plurinacional de Bolivia concibe el desarrollo, porque es evidente que la Madre Tierra puede existir mejor sin el ser humano, más el ser humano no puede ni podrá vivir sin ella", indicó.

En el marco de esa defensa de la Madre Tierra reclamó el cumplimiento del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y deploró que algunos Estados prioricen los intereses de las empresas transnacionales más que la vida, y desconozcan el acuerdo.

"Si bien el Acuerdo de París no es perfecto, pero resulta un esfuerzo global para conservar el planeta para las futuras generaciones", aseguró.;