Gobierno amplía plazo de saneamiento de la propiedad agraria hasta el 2017

 

La Paz, 31 oct (Prensa Palacio).- El presidente Evo Morales promulgó este jueves la Ley 429 que amplía por cuatro años el plazo para la ejecución del proceso de saneamiento de tierras en propiedades individuales y colectivas, pequeñas, medianas y grandes del área rural de Bolivia, con el objetivo de dar continuidad al proceso de regularización del derecho propietario, a cargo del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) en atención a las demandas de la población.

 


“Se amplía el plazo para la ejecución del proceso de saneamiento de la propiedad agraria en cuatro años, plazo que regirá una vez concluida la vigencia de la Ley Nº 3501 de 19 de octubre de 2006”, señala el artículo único del nuevo instrumento jurídico.

En el acto celebrado hoy en Palacio Quemado, tras la promulgación de la ley, el Mandatario reveló que su Gobierno escuchó “en las distintas reuniones y concentraciones, el pedido clamoroso del movimiento campesino indígena originario de ampliar la ley para culminar con el saneamiento de nuestras tierras en Bolivia”.

El Jefe de Estado, además, hizo algunas comparaciones sobre el saneamiento de tierras que hicieran anteriores gestiones con su Gobierno. Por ejemplo explicó que entre 1996 y 2005 la hectárea saneada tenía un costo promedio de 9,13 dólares y en ese tiempo fueron tituladas 9 millones de hectáreas.

Mientras que en la actual gestión, el costo promedio de hectárea saneada es de 1,77 dólares, pero lo más interesante, según Morales, es que de 2006 a 2013 fueron tituladas 57 millones de hectáreas.

Esto quiere decir que en 10 años, según el Dignatario, los anteriores gobiernos sanearon solamente 9 millones de hectáreas, mientras que en su gestión, durante siete años se logró la titulación de 57 millones de hectáreas.

También destacó el hecho de que entre 1996 y 2005 solamente se emitieron 26.147 títulos ejecutoriales con 174.963 beneficiarios, mientras que entre 2006 y 2013, en su gobierno se emitieron 396.681 títulos ejecutoriales con 1.117.804 personas beneficiadas.

En cuanto a la distribución y tenencia de la tierra, Morales explicó que desde la “mal llamada Reforma Agraria” entre 1953 a 1992, la pequeña propiedad, solar o propiedad comunitaria alcanzaba a 17,16 millones de hectáreas, mientras que la empresa y mediana propiedad tenía en su poder 39,24 millones de hectáreas.

Esto, según el Mandatario, demuestra que la mayor cantidad de tierra estaba en pocas manos y en menor proporción correspondía a la gran mayoría, a los campesinos pobres.

Actualmente, explicó, la tenencia de la tierra entre 2006 y 2013, entre el pequeño propietario y tierras comunitarias de origen, alcanza a 38 millones de hectáreas y el empresariado tiene 4 millones. “Esta es la revolución agraria, compañeras y compañeros, ahí están los datos”, resaltó.

Sin embargo de todo esto, recordó a los campesinos que las tierras comunitarias de origen “no pueden servir para alquilar o para sacar madera ni para hacer negocio” y reveló que algunas personas en el oriente boliviano quieren hasta 500 hectáreas.

“Algunos también del oriente boliviano están exagerando, quieren 200, 300, 500 hectáreas, no están pensando para cultivar sino después fraccionar y vender. Y nosotros queremos para trabajar, para producir”, señaló.

El Mandatario también hizo una rememoración de su experiencia como dirigente campesino y la forma en que terratenientes y latifundistas quisieron retener inmensas extensiones de tierra bajo su propiedad en detrimento de los trabajadores agrarios que sí trabajan la tierra.

De esta manera confesó que su experiencia en las lides sindicales del agro boliviano le enseñó que la “tierra es de quien la trabaja personalmente”.

Estado del saneamiento de tierras

Tomando en cuenta que Bolivia cuenta con una superficie objeto de saneamiento de 106,7 millones de hectáreas, según los datos de la Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), en el periodo de 1996-2005 los gobiernos anteriores titularon 9,3 millones de hectáreas con una inversión de 85,1 millones de dólares americanos, equivalente a un costo promedio de 9,13 dólares americanos por hectárea saneada, y emitieron un total de 26.147 títulos agrarios destinados a 174.963 beneficiarios.

Mientras que en el periodo 2006-2013, el Gobierno de la Revolución Democrática y Cultural del presidente Evo Morales, a través de la política gubernamental de la Revolución Agraria, logró titular un total de 57 millones de hectáreas con una inversión de 101 millones de dólares, a un costo promedio de 1,77 dólares americanos por hectárea saneada, logrando la emisión de 396.681 títulos ejecutoriales de propiedad agraria, otorgando seguridad jurídica a 1.117.804 beneficiarias y beneficiarios de propiedades individuales y colectivas.

Derecho de las mujeres a la tenencia legal de la tierra

Desde el año 2006, el INRA desplegó una labor orientada a garantizar y priorizar la participación de la mujeres en los procesos de saneamiento y distribución de tierras en todas sus etapas, desde el relevamiento de información, pericias de campo y procesos de titulación.

La estructura actual de la tenencia de la tierra, consolidada a través de la política de la Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria impulsada por el gobierno del presidente Morales, visibiliza lo derechos de las mujeres en el acceso, tenencia y herencia de la tierra.

Como resultado de esa labor, bajo la administración de tierras a cargo del INRA, los datos del saneamiento de tierras en el periodo de 1996-2013 dan cuenta del ejercicio las mujeres al acceso a la tierra: de un total de 1.292.767 títulos emitidos, el 46 por ciento corresponde a propietarias mujeres y un 53 por ciento a propietarios hombres.

Mientras que en el periodo de la administración de tierras a cargo del Instituto Nacional de Colonización (INC) y el Consejo Nacional de Reforma Agraria (CNRA) 1953-1993 de un total de 759.436 documentos agrarios emitidos, el 90 por ciento fue registrado a favor de propietarios hombres y un 10 por ciento en beneficio de propietarias mujeres.

La Ley 3545 de la Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria de octubre de 2006, establece que en caso de matrimonios y uniones conyugales libres o de hecho, los títulos ejecutoriales serán emitidos a favor de ambos cónyuges o convivientes que se encuentren trabajando la tierra, consignando el nombre de la mujeres en primer lugar. Igual tratamiento de otorgará en los demás casos de copropietarios mujeres y hombres que se encuentre trabajando la tierra, independientemente de su estado civil.

jbr/fg (PP)

;